• Nivel de dificultad

    MUY FÁCIL

  • Tiempo de preparación

    120 min

  • Personas

    6 PAX

El flan de galletas María es un postre clásico en muchas cocinas. Pero, ¿qué pasa si no tienes horno o no quieres encenderlo? No te preocupes, ¡tenemos la solución perfecta para ti! Te presentamos la receta del Flan de Galletas María sin Horno.

Este postre es tan cremoso y delicioso como el flan tradicional, pero se prepara de una manera mucho más sencilla. Utilizando una quesillera o un molde para flan y una sartén, puedes crear un postre espectacular en muy poco tiempo.

Con solo unos pocos ingredientes, podrás preparar un flan suave, cremoso y lleno de sabor. El caramelo que se hace en la quesillera es el toque perfecto para contrastar con la textura suave del flan.

Además, el hecho de que no necesites encender el horno hace que esta receta sea ideal para los días de calor o para cualquier ocasión en la que no quieras encender el horno.

Anímate a preparar esta receta de Flan de Galletas María sin Horno y sorprende a tus seres queridos con un postre delicioso y fácil de hacer. ¡No te arrepentirás!

Ingredientes: para hacer el flan de galletas María

Para el caramelo:

  • 70 g de azúcar
  • 3 cucharadas de agua

Para el flan:

  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar
  • ½ litro de leche
  • 18 galletas María

Preparación paso a paso del flan de galletas María

Comenzamos preparando el caramelo. Coloca en una olla pequeña o quesillera el azúcar y añade agua hasta mojar todo el azúcar.

Calienta a fuego medio-bajo y remueve un poco cuando empiece a dorar el azúcar. Toma unos 5 minutos.

Extiende el caramelo por todo el molde y reserva.

Tritura las galletas María y ponlas en el vaso de la licuadora junto con el resto de los ingredientes del flan.

Tritura a velocidad media hasta obtener una mezcla homogénea.

Vierte la mezcla en el molde con el caramelo ya endurecido.

Pon el molde dentro de una sartén profunda o una olla más grande.

Añade suficiente agua en la sartén u olla hasta llegar unos 3 centímetros por debajo del borde del molde. Cuida que no le entre agua a la mezcla.

Tapa el molde con papel de aluminio y tapa la sartén u olla con una tapa.

Lleva a fuego alto hasta que el agua comience a hervir.

Baja el fuego lento y deja que hierva muy lentamente durante 20 minutos.

Apaga la hornilla y deja reposar hasta que el agua se enfríe y puedas sacar el molde del agua sin quemarte.

Deja enfriar el flan a temperatura ambiente sin destaparlo para que no se seque la superficie.

Lleva a la nevera y refrigera por un mínimo de 2 horas antes de desmoldar.

Voltea el flan sobre un plato grande, sirve y disfruta.

¡Ahora tienes una nueva opción de postre para sorprender a tus seres queridos!

Sobre el cocinero

Jennifer García

¿Alguna vez te has preguntado quién está detrás de esos platillos mágicos que te transportan a otro lugar?Si eres un amante de la comida casera con ese "algo especial", ¡anímate a seguir los pasos de que te indicamos en Ven a mi Cocina.

Categoría: