• Nivel de dificultad

    MUY FÁCIL

  • Tiempo de preparación

    80 min

  • Personas

    3 PAX

Ingredientes

    500g De harina
    10g De levadura
    300ml De agua
    2 Cucharadas de aceite de oliva
    1 Cucharadita de sal
    Una cucharadita de azúcar
    ½ Cebolla bien picadita
    1 Cucharada de mantequilla
    2 Dientes de ajo muy picadito
    3 Tomates medianos
    Queso mozzarella suficiente
    Albahaca fresca
    Orégano seco al gusto

Lo magnífico de las pizzas es que son realmente adaptables ya que pueden ser desde la básica y maravillosa margarita (como para esta ocasión), hasta sólidas y provocativas guarniciones, por ejemplo, gorgonzola cheddar y nueces, entre un sinfín de alternativas, todas ideales para complacer hasta los gustos más exigentes.

La mezcla es, posiblemente, el principal avance a la hora de hacer una pizza, ya que todo comienza a partir de ese punto. En lo que a mí respecta, hacer la mezcla es una especie de terapia, ya que mientras trabajo en ella me despreocupo, actividad que se traduce en una cena riquísima.

En realidad, me gustan las pizzas de masa más delgadas por este motivo haremos esta delicia de margarita receta , pero si te gustan más gruesas, lo que debes hacer es dejarlas subir de nuevo después de haberlas extendido. Sin embargo, en el caso de que te gusten con mezcla delicada como yo, cuando las hayas extendido debes ponerlas en el horno.

Preparación:

Mezclar la levadura con el azúcar y 50 ml de agua tibia, dejar reposar 10 minutos.

Mezclar la harina con el agua, el aceite, la sal y la levadura.

Trabajar hasta obtener una mezcla lisa y uniforme (15 a 20 minutos).

Dejar reposar la mezcla en todo caso 30 minutos.

Cocer la cebolla en un poco de aceite hasta que esté delicada, añadir el ajo y 5 tomates aplastados.

Añadir orégano al gusto.

Cocinar a fuego lento hasta que la salsa esté suficientemente espesa, salar y pasar por la batidora.

Cuando la masa haya multiplicado su volumen, des gasificar y estirar al tamaño de las pizzas.

En el horno a 200 grados centígrados preparar la masa durante 5 minutos.

Poner un poco de salsa, cheddar y cortes de tomate en cada base.

Preparar en el horno de 15 a 20 minutos más o hasta que la mezcla con un toque crocante y el cheddar esté disuelto.

Retirar del fuego y añadir unas hojas de albahaca fresca.

Un extra de información:

La pizza margarita o pizza margherita, como la llaman en Italia, es la pizza italiana más corriente que se puede descubrir en cualquier pizzería del planeta, especialmente en Italia.

A pesar de que es la pizza más reconocida, también es obvio que es difícil encontrar una excelente pizza margherita, hasta el punto de que sólo tengo un recuerdo de haber visto una pizza margherita que era maravillosa. Una pizza margherita, muy grande, básicamente estupenda.

A pesar de que pueda parecer básico, el objetivo que persigo es intentar conseguir la margherita ideal. Realmente acepto que hacer una margarita decente es posiblemente lo más enrevesado que se puede tener en las pizzas, ya que la explicación fundamental es que la falta de esfuerzo es el problema.

Con la presente margarita receta intentaré acercarme a la  preparación de la pizza margherita de forma impecable con las distintas formas que necesitamos para montarla.

Sobre el cocinero

Jennifer García

¿Alguna vez te has preguntado quién está detrás de esos platillos mágicos que te transportan a otro lugar?Si eres un amante de la comida casera con ese "algo especial", ¡anímate a seguir los pasos de que te indicamos en Ven a mi Cocina.