• Nivel de dificultad

  • Tiempo de preparación

    min

  • Personas

    PAX

Preparar tu propio pan francés o bolillo en casa es una experiencia gratificante que deleitará tus sentidos. La frescura, la textura crujiente por fuera y suave por dentro, y el aroma irresistible que llena tu cocina hacen que valga la pena el esfuerzo.

Con solo unos pocos ingredientes simples y un poco de dedicación, podrás disfrutar de auténticos bolillos caseros, perfectos para acompañar tus comidas, hacer sándwiches o simplemente disfrutar con mantequilla.

Ingredientes

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 2 cucharadas de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada y media de levadura seca
  • 1 taza y media de agua
  • 3 cucharadas de manteca vegetal o aceite

Preparación del pan francés o bolillo

Forma una fuente con la harina de trigo en una superficie plana. Haz un hueco en el centro y coloca la levadura junto con media taza de agua para que se disuelva. Espera 10 minutos para que la levadura se active y comience a burbujear.

Poco a poco, mezcla la harina de trigo con el agua y la levadura. Agrega la sal y el azúcar de forma gradual mientras sigues mezclando.

Añade la manteca vegetal o el aceite a la mezcla y continúa integrando los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Amasa vigorosamente durante unos 10 minutos hasta que la masa se vuelva elástica y firme. Debe desprenderse fácilmente de la superficie de trabajo.

Una vez que hayas alcanzado la consistencia deseada, coloca la masa en un tazón y cúbrela con un plástico para evitar que se seque. Deja que repose hasta que la masa duplique su tamaño. Esto suele tardar alrededor de 1 hora, pero puede variar según las condiciones ambientales.

Desinfla la masa presionándola con el puño y amásala nuevamente con fuerza. Luego, divídela en 10 partes iguales.

Toma cada porción y dales forma de bola. Aplánalas ligeramente y dobla los bordes hacia adentro. Finalmente, gira un poco la masa hacia el centro para que adquiera la forma de un bolillo. Si es necesario, puedes espolvorear un poco de harina sobre la superficie de trabajo para facilitar el proceso. Coloca los bolillos en una bandeja forrada con papel encerado.

Espera a que los bolillos vuelvan a duplicar su tamaño.

Con un cuchillo, realiza un corte de aproximadamente un centímetro de profundidad a lo largo de cada bolillo.

Precalienta el horno a 250ºC y coloca la bandeja con los bolillos en la parte superior. En la parte inferior del horno, coloca otra bandeja con agua. Este truco ayudará a que los bolillos queden perfectos. Hornea durante aproximadamente 15 minutos o hasta que adquieran el color deseado.

¡Disfruta de tus deliciosos panes franceses o bolillos caseros!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Sobre el cocinero

Jennifer García

¿Alguna vez te has preguntado quién está detrás de esos platillos mágicos que te transportan a otro lugar?Si eres un amante de la comida casera con ese "algo especial", ¡anímate a seguir los pasos de que te indicamos en Ven a mi Cocina.